viernes, 15 de febrero de 2013

Las ventajas de ser un marginado

Gracias a la editorial Alfaguara, el Enmascarado, osease yo, ha tenido la oportunidad de leer uno de los libros que sin duda más he destacado de mis lecturas en el blog para este año.

Bueno, cierto es que el año como quién dice acaba de empezar, y no os he traído muchas experiencias lectoras.Pero sin duda, esta ha sido una de las más profundas y enriquecedoras.

Sin miedo a equivocarme os diría que desde que la editorial lanzara Crepúsculo y Vampire Academy, no había experimentado ese sentimiento de adicción instantánea con un libro. No sé si cosechará la legión de fans que haya hecho en su día la saga de Meyer, pero desde luego esta historia se merece un lugar privilegiado en el cuadro de honor de la editorial, por tratar temas tan actuales y tan ciertos en tiempos como los que corren.

Este libro cuenta la historia de Charlie, un joven que tras la muerte de su tía y el suicidio de su mejor amigo, se ve obligado a ver la vida de una forma mucha más cruda de lo que un chaval de quince años, estaría acostumbrado a ver.

La sensibilidad de este chico, es el eje que configura su personalidad. Es un joven con un trauma y con diversos problemas, que hace del llanto su manera de desahogarse y liberar las penas que lo atormentan.

Esto empieza a cambiar cuando conoce a los hermanos Sam y Patrick. Dos jóvenes mayores que él que lo acogen en su grupo, y le hacen ver que la vida también puede tener esos momentos únicos y que pueden guardarse como eternos en la memoria.

También conoce el lado oscuro de la juventud. Empieza a coquetear con las drogas y la bebida, y deberá poner límites a esos vicios, ya que su problema personal unido a estos condicionantes, pueden hacer de él una bomba de relojería sentimental.

Muchos podrán pensar que Sam es un personaje extremadamente inocente, rozando "lo tonto", pero  yo creo que esa inocencia, es producto de los traumas personales, y dotan al personaje de un halo entrañable. Es un personaje con un potencial inmenso, una gran fábrica de emociones y sin temor a equivocarme, uno de los personajes más atentos de toda la historia. Su sensibilidad le hace acertar en gustos  con sus compañeros. Claro está que no es una buena compañía cuando sus amigos necesitan que se les corrija, ya que su amistad con ellos prima sobre todas las cosas.

La homosexualidad es otro tema a destacar en la obra. Patrick, tras ese aire bohemio y alternativo que se esfuerza por explotar, se esconde un joven que tiene  que llevar en secreto su condición sexual, dada la época en la que se encuentra. Veremos momentos muy oscuros donde este personaje traspasará ciertos límites.

Por otra parte conocemos a Sam, el punto de inflexión de la obra y la que dota al libro de racionalidad y temple. Es una chica popular, que tras esa fachada desenfrenada a la par que inocente, encontramos a una joven que lo que desea es tener su primer amor sincero.

Son tres personajes con mucho papel en esta obra, pero también conocemos otros muy importantes como la hermana de Charlie o Bill, el profesor de Charlie, que mediante trabajos se encargará de demostrar al personaje, el potencia innato del que dispone.

El final es inmejorable, las historias no siempre deben tener un final feliz para considerarse adecuadas, así que al final veremos como termina la historia, y como Charlie tras la oscuridad, puede encontrar esa luz que necesita. Eso, con ayuda de sus inseparables amigos.

L.ENMASCARADO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu huella!